Remarketing.

¿Cómo lo hacemos?

El remarketing o retargeting es una de las mejores estrategias para conseguir conversiones, se trata, a grandes rasgos, de llegar a usuarios que ya conocen la marca, productos o servicios, recopilando automáticamente a aquellos que visitan la página web, y/o que realizan alguna acción concreta, para realizar una campaña específica para ese público en concreto y obtener mejores resultados.

Por tanto, es una funcionalidad muy útil para cualquier empresa que quiera conseguir muchas conversiones a precios bajos, ya que permite crear anuncios dirigidos solamente a personas que ya conocen la marca, es decir, permite mostrar anuncios a los usuarios que han visitado el sitio web, tienda online o blog o utilizado la aplicación móvil, que han visualizado uno de sus vídeos, que siguen la página de Facebook o la cuenta de Instagram, etc.

Puesto que los anuncios sólo los ven usuarios que han mostrado algún interés en los productos o servicios tienen, por lo tanto, muchas más opciones de convertir (nuestro objetivo final), así el retorno de la inversión en campañas de remarketing es mayor respecto a campañas de publicidad convencionales.

Es más fácil volver a interactuar con un usuario que ha mostrado un cierto nivel de interés en la marca, que intentar adquirir clics por primera vez.

Actualmente el porcentaje medio de abandono del carrito de compra en tiendas online es del 68.63%. Y hacen falta, en promedio, al menos 3 o 4 visitas al sitio web para que un nuevo cliente potencial considere comprar algo. El 95% de los visitantes por primera vez solo están ahí para curiosear en la web y no para comprar.

Pero también el remarketing ayuda a potenciar el branding, dado que el anuncio “persigue” a los usuarios durante su navegación, mediante una campaña de este tipo ya sea a través de Google AdWords o Ads en Facebook e Instagram, la marca se hará más visible para esas personas y se irán familiarizando más con la misma.

Los usuarios que llegan a una tienda online, añaden un producto y van a la página de carrito y pago, significa que tienen intención de compra, por lo que muchos de ellos solo necesitarán un pequeño empujón para hacerla.

Gracias al remarketing podemos volver a ganar esta oportunidad de compra perdida y convertir al visitante en cliente.

En Europa los compradores recurrentes representan aproximadamente un 26% de los ingresos de una tienda online, cifra que asciende a un 41% en el caso de los e-commerce de Estados Unidos.

Si un usuario ya ha comprado, pero la marca vende más productos o servicios adicionales que sean susceptibles de ser comprados por la misma persona, ¿por qué no intentar que compre de nuevo?

Además, cuando el cliente queda satisfecho con su compra hay más posibilidades de que vuelva a comprar a la misma marca dado que ya la conoce y sabe que los productos o servicios son de calidad, pero debemos recordarle que existe y que tiene la solución que necesita.

Por lo que, el remarketing es una excepcional estrategia publicitaria tanto para impulsar las ventas como para aumentar el número de usuarios registrados o promocionar la notoriedad de la marca.

De hecho el remarketing no es más que un ingrediente de una estrategia publicitaria, pero en muchas ocasiones, es un componente indispensable en el éxito de un plan de marketing trazado para un negocio, marca o profesional de cualquier sector.

Servicios.

Estrategia creativa
Estrategia de marca
Estrategia de comunicaciones
Estrategia de productos y servicios
Medición y optimización
Diseño publicitario digital
Ads en Facebook e Instagram

Remarketing en Facebook e Instagram
Remarketing en Google Adwords
Remarketing de abandono de carrito
Remarketing por intereses
Remarketing a clientes antiguos
Remarketing por fase de compra

¿Tienes una idea?
Hagámosla realidad.